Cómo crear un buen nombre >> Mi método + 8 herramientas

Has tenido una gran idea y lo mejor es que la has puesto en marcha. ¡Hurra! el final se ve cada vez más cerca, ahora te enfrentas al gran reto de encontrar un nombre de marca que suene maravillosamente bien. Pero lo que parecía un trabajo resulta no serlo tanto. Si estás leyendo esto ya eres consciente de lo importante de dar con un nombre memorable y atractivo que no deje indiferente y consiga encontrar un hueco en la mente de tu audiencia para ser recordado con facilidad en el momento oportuno.

De alguna manera, sientes que esa decisión va a marcar el futuro de tu proyecto y, sin ganas de desanimarte, puede que sea así.

El nombre que elijas debe hacerme sonreir, no fruncir el ceño porque no consigo deletrearlo y deba leerlo varias veces para buscarlo correctamente en google. Cuidado con la creatividad y con los mitos.

Dicen que los nombres cortos son mejores… pero no siempre es así, hay otros elementos en juego. Un nombre largo puede ser más sugerente, más claro y más fácil de recordar que un nombre muy corto que no dice absolutamente nada.

Encontrar un nombre inspirador, que esté conectado con tus valores, se diferencie de la competencia y conecte con tu audiencia, puede ser fruto de un momento de inspiración, pero, como decía Picasso: “Cuando la inspiración llegue, que te encuentre trabajando.”

Lo que necesitas es un método sencillo y eficaz.

Pasos para dar con un nombre de marca brillante:

Nombre creado para Ana Chicharro, especialista en coaching.

1| Echa un vistazo a los nombres de la competencia.

Antes de empezar a pensar en nombres debes saber qué tipo de nombres están ya en el mercado. Analiza qué tipo de construcción están utilizando, a qué suenan.

2| Escucha a tu audiencia.

Averigua las palabras que están en el imaginario colectivo. Las redes sociales son una excelente herramienta para esto. Genera conversaciones y estáte atento.

3| Ten presente tu propuesta de valor.

Qué problema solucionas a tu cliente y por qué deben elegirte a ti.

4| Organiza una sesión Brainstorming.

Reúne a tu equipo. Si no lo tienes sería bueno que le pidieras a un grupo de amigos que te ayudara a pensar. Con una o dos horas sería suficiente. Déjales que todos expongan lo primero que se les pase por la cabeza. Es importante que no pongas filtros. Puedes ayudar compartiendo la información que tengas recopilada de tu audiencia y del análisis de la competencia. Empieza por palabras (adjetivos, verbos, sustantivos) que estén asociados con tu actividad. Anota cada sugerencia en un post-it  y utiliza una pared para exponerlas sin orden alguno.

5| Realiza asociaciones.

Agrupa las ideas que tengan afinidades en grupos.

6| Elige los mejores nombres.

Sintetiza. Descarta los que menos te convenzan y deja la lista reducida a 2-3 opciones.

7| Téstalo.

Muestra estas 2-3 opciones a clientes potenciales utilizando el mismo tipo y tamaño de letra y sin añadir imágenes. Puedes hacerle preguntas como éstas:

¿Cuál de estos nombres transmite más “seguridad”?

Si usted fuera a comprar XXX, ¿cuál de estos productos seleccionaría basándose solo en el nombre?

¿Cuál crees que es más eficiente?

8| Comprueba que tu marca cumple los 10 requisitos imprescindibles:

1_Que esté alineado con tu propuesta de valor

2_Que sea suficientemente flexible.

3_Que potencie el territorio de tu marca.

4_Que sea fácilmente recordable.

5_Que tenga buena sonoridad.

6_Que sea relevante.

7_Que sea agradable.

8_Que tenga el mismo significado para todas tus audiencias.

9_Que no tenga asociaciones negativas.

10_Que sea fácilmente pronunciable.

9| Por último, asegúrate de que tu nombre de marca puede ser registrable.

HERRAMIENTAS QUE HARÁN MÁS FÁCIL EL PROCESO

Surveymonkey: Haz una encuesta donde enumeras los beneficios y características. Pídeles que te digan qué otras palabras asocias.

Deeperweb: Es un motor de búsqueda de add-on que te deja visualizar los resultados de las palabras asociadas a lo que estás buscando. Las palabras con mayor tamaño representan a aquellas que más se asocian con tu búsqueda.

Topsy: Busca una categoría de producto y averigua lo que los consumidores y las marcas están diciendo en los medios sociales.

Mindmeister. Ideal para hacer brainstorming a distancia.

Tablón de anuncios: Importante para hacer que queden reflejadas todas las ideas de la sesión de brainstorming.

Mural.ly: Para compartir murales con otras personas cuando están lejos.

Pickfu: Esta herramienta te dice cuál es el mejor nombre y explica por qué.

Tuempresa.com. Aquí puedes comprobar si tu propuesta puede ser registrable.

 


Espero que te haya gustado y te haya sido útil. Si tienes cualquier duda, envíame un email a monica.sanchez@brond.es. Estaré encantada de ayudarte.

¡Ah! quizás te interese echar un vistazo a este otro post dónde te cuento qué puedes hacer si no estás satisfecho con el nombre de tu marca. Clica ahora.

Y siempres puedes contar con el servicio de consultoría de marca  totalmente gratis, donde valorar el punto en el que te encuentras y cómo podemos ayudarte.

Únete a Brôncommunity, recibirás todas las semanas consejos y herramientas para que tu branding esté en el punto que tu empresa necesita para vender más y mejor.

1 Comment

  • Pingback:¿Debe invertir una empresa en Branding?
    Posted at 20:26h, 12 febrero Responder

    […] tarjeta de visita, la plantilla del power point, el escaparate, tu catálogo de productos, tu web, el nombre de la empresa, el logotipo… cuenta desde la gráfica hasta el tono, la forma como se relaciona la marca, si […]

Post A Comment

descubre nuestra tienda de identidades corporativas prediseñadas

ENTRA EN LA SHOP