Lo-que-una-empresa-te-hace-sentir

El Branding Interno, una estrategia emocional

Si estás leyendo esto, probablemente no tenga que convencerte de la importancia del Branding Interno. ¿Por qué te importa el Branding Interno? Quizás eres consciente, como yo, de que los recursos más importantes de una empresa no se pueden tocar. Son los intangibles.

Podrán copiar tu producto o servicio, incluso mejorarlo, pero nadie podrá quitarte tu reputación, tu imagen.

Hablemos de números. Jonas Ridderstrale y Kjell Nordstrom, en su libro ‘Karaoke Capitalism’  afirman que hay un 75% de valor que los viejos balances no pueden ver ni registrar.

Es decir, la buena imagen de tu marca, la lealtad de los empleados, la reputación. Todo esto supone el 75%

Piensa en esto. Hoy día todo puede ser imitado, copiado, descargado, mejorado y utilizado por otros. ¿Qué es lo que no puede ser arrebatado? UN INTANGIBLE, LA MARCA.

Todo está cambiando. Cada vez somos más y más conscientes de que estamos tratando con personas. Los empleados son personas. Los clientes son personas. Las personas somos pura emoción. Martin Lindstrom afirma que el área del cerebro que rige las emociones domina sobre el otro área que rige el intelecto. Y esto es así.

Dejemos de hablar de productos y servicios. Hablemos de experiencias, de amor. Las personas amamos y nos enamoramos. Nos enamoramos de nuestros hijos, de nuestra pareja, de nuestro trabajo, de nuestro país, de nuestros amigos. El amor tiene muchas vertientes.

Construyamos LoveMarks. Humanicemos la marca. Una estrategia de Branding Interno de éxito conseguirá que las personas que trabajan para una empresa se conviertan en los mejores embajadores de la misma y los más creíbles.

Porque ese empleado cuando sale de la oficina se convierte en cliente. Porque ese empleado habla con su gente sobre cómo se sintió y cómo le trataron en el trabajo.  Porque con las redes sociales el mensaje del empleado llega peligrosamente a un grupo numerosísimo de personas que a su vez pueden difundirlo.

En una ocasión una amiga me habló sobre el último producto que estaban lanzando al mercado, un gel que prometía hacerte sentir como si estuvieses en el Caribe. Me habló de la estrategia de la marca, de la campaña publicitaria y luego me dijo, ni se te ocurra comprar ese gel. Todo es mentira. Por supuesto jamás lo compré y la credibilidad que me ofrecía hasta entonces esa marca se vio seriamente dañada, porque alguien que conocía de primera mano los entresijos, me había convencido de que no había ni un ápice de verdad en lo que prometían.

Yo misma he trabajado para empresas que desde el director general, hasta la recepcionista se mostraban reacios a aconsejarte sus servicios. Ellos no se sentían bien tratados en la empresa. Se podía percibir una energía densa cuando entrabas en sus oficinas. Las reuniones eran crispadas. No había trabajo en equipo. Parecía como si todos se mirasen recelosos por si mientras se ausentaban alguien les pudiera robar la silla. Esto lo percibía yo como proveedor, de manera que cuando alguien me ha preguntado no he podido recomendarlos, sino más bien lo contrario.

El empleado no experimenta la ‘promesa de marca’ el empleado vive la ‘realidad de la marca’

Volviendo a las LoveMarks y a nuestra capacidad de amar. Decíamos que amábamos a nuestras familias, a nuestros amigos, a nuestro país ¡y también amamos algunas marcas! en cambio me pregunto, ¿cuántos empleados aman a las empresas para las cuales trabajan?…

Un proceso de Branding Interno debe analizar las emociones que genera la empresa, los estados de ánimo que construye. La experiencia.

Howard Schultz, el fundador de Starbucks, nos dice en su libro que la imagen de marca depende de promesas que primero hay que cumplir con nuestros colaboradores, de experiencias que primero hay que hacerlas sentir en carne propia a los empleados antes de que puedan reflejarlas y contagiarlas a un cliente. Estoy totalmente de acuerdo.

Para construir LoveMarks para los empleados debemos partir de la cultura de la empresa como base.

El valor de la marca se construye a través de lo que nos hace sentir.

Queremos empresas que:

1. NOS CONTRATEN ADECUADAMENTE

2. NOS MARQUEN METAS

3. NOS ANIMEN

4. NOS HAGAN PROGRESAR

5. NOS HAGAN SOÑAR

El líder es finalmente el responsable de esto. Deben saber cómo actúa la marca para que la gente la experimente y a su vez la replique y se contagien.

Debe alentar los sueños y cumplir las promesas.

Parafraseando a Formanchuk:

Sueños, Felicidad, Objetivos, Vida, Logros. Conceptos que marcan y crean marcas. 

______________________________________________

Compartido por Mónica Sánchez

En Brônd, ayudamos a empresas y emprendedores a desarrollar estrategias de Branding Interno para que sus empleados sean los mejores embajadores de su marca.

Si te ha gustado el artículo suscríbete a nuestro blog. Tenemos una interesante selección de temas preparados sobre los que tratar y en todos ellos el objetivo final es que tu empresa vaya mejor.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Sígueme en Instagram
  • HABLAREMOS PRONTO DE NAMING en 30SECS y no quiero quehellip
  • MARCAS MADE IN BRND que quieren iluminar seducir enamorar brndmetothemoonhellip
  • No veis un link de descarga en mi bio?
  • DESCARGA GRATIS esto te puede interesar Solo tienes que irhellip
  • NEW WEB para 20eventosweddingplanners Un nuevo enfoque nueva gama cromticahellip
  • TODOS LOS HIJOS SON IGUALES pero hay sensaciones que nohellip
  • INSPIRATION TIMELlamando a las musas!! Estis por aqu? thebrandingrevolution brndmetothemoonhellip
  • IMPRESCINDIBLE para este mundo offline en el que pienso sumergirmehellip